Sigue el camino de tu social media plan

Por 18/04/2017Mundo 2.0
sigue el camino de tu social media plan

No sé tú, pero yo cuando tengo que ir a un lugar que no conozco, un restaurante, una tienda o la casa de una amiga, lo primero que hago es meterme en Google Maps. Pongo la dirección, elijo cómo quiero ir: transporte público, moto o a pie. Después miro el recorrido y elijo el camino más corto y si sigo las indicaciones, seguro llego a mi destino. Pues en redes sociales pasa lo mismo.

Para empezar a brillar en redes lo primero que debes tener muy claro es saber a dónde quieres llegar: tu objetivo. Porque sino, puedes estar dando vueltas y vueltas sin saber bien a dónde vas, y al final sentirte perdida y con la sensación de estar malgastando tu tiempo en lugar de invertirlo en tu negocio. En cambio si te marcas un objetivo antes de salir, podrás ir viendo si lo estás alcanzando porque tu estrategia funciona o si algo falla.

Para ayudarte a preparar este camino, te propongo crear tu propio plan, o como a mi me gusta llamarlo: tu Sweet Social Media Plan. Pero es importante ir pasito a pasito para construir la estrategia que marcará el camino hacia tu objetivo, así que si estás lista… ¡Empezamos!

“No te perderás si sigues el camino de baldosas amarillas”

Sigue el camino de tu social media plan

 

1. ¿Dónde estás?

Antes de decir a dónde quieres llegar, debes analizar dónde estás. Es importante hacerte esta reflexión antes de empezar a andar. Y responder estas preguntas por escrito te va a ayudar a conocerte mejor: ¿Qué vendes? ¿A través de qué canales? ¿Qué se dice de ti en la red? ¿Y de la competencia? ¿En qué te diferencias de ella? ¿Cómo es tu cliente? ¿Cómo está tu sector?… En esta fase podrás detectar tus debilidades y fortalezas, tus amenazas y oportunidades que deberás tener en cuenta en el siguiente paso.

“Para empezar a brillar en redes sociales, primero debes marcar tu camino”

2. ¿A dónde quieres llegar?

Llegamos a los objetivos, pero no queremos unos objetivos cualquiera: “Quiero tener más seguidores en Facebook”, “Quiero más me gustas en Instagram”, “Quiero vender más”… No, no, no. Deben ser objetivos smart: (specific) específicos, (measurable) medibles, (achievable) alcanzables, (relevant) realistas y (timely) limitados en el tiempo. Por ejemplo si quieres vender más, un objetivo smart podría ser “Quiero conseguir X solicitudes de información en Instagram en 6 meses”. ¡Esto sí!

3. Ponte en acción

Ya sabemos quiénes somos y adónde vamos, ahora toca ponerse en acción. Mira bien tu objetivo y piensa qué acciones te pueden ayudar a conseguirlo. Si hemos dicho que queremos conseguir leads, una de las acciones que podríamos incluir, sería crear un reto de 10 días para dar a conocer tu servicio, ofreciendo contenido diario de valor, generando conversación con tu comunidad y engagement hacia tu marca para al final, dar un paso más ofreciendo tu servicio de pago o tu libro a través de una landing y formulario de contacto o de compra.

4. Escucha a tu cliente

No intentes contar lo que tu marca quiere decir, cuenta lo que tu cliente quiere escuchar. Es muy simple pero es el error más frecuente. Y para saber cómo hablarle, qué decirle, cómo conquistarle, es importante saber quién es. Pero no me sirve que digas por ejemplo que es una mujer de clase media que vive en Barcelona, tiene 35 años y tiene hijos. Necesito más. Quién es, cómo se llama, a qué dedica el tiempo libre… Ponle nombre y cuelga su foto junto al ordenador, así la tendrás siempre presente.

5. Elige tus redes

Pero si ya sé quién es mi buyer persona y sé que no está en Twitter… ¿Por qué tengo que estar en Twitter? Analiza tus objetivos, tu cliente ideal y el tiempo que vas a poder dedicar cada día, y entonces decide en qué redes podrás encontrarlo y alcanzar tus objetivos.

“Sin un plan de redes sociales no hay éxito ni fracaso, sólo estás…”

6. Humaniza tu marca, dale personalidad

Si lo que quieres es que tu marca transmita cercanía, buen rollo, profesionalidad, entonces debes transmitir esos valores en las imágenes, en el tono, en los mensajes… Por ejemplo, pon un toque de humor en tus posts de vez en cuando, utiliza un lenguaje coloquial, déjate ver en ocasiones, promueve la conversación, muestra tu lugar de trabajo…

7. No vendas, aporta valor a tus contenidos

Cada día recibimos cientos de mensajes, la clave para que el nuestro destaque del resto está en saber a quién hablas y qué le interesa, qué quiere escuchar. Pero no vendas, aporta valor a tus contenidos. Si hemos dicho que una de las acciones para alcanzar nuestro objetivo va a ser crear un reto, deberemos elegir un formato. Y en la variedad está el gusto, aquí tienes diferentes donde elegir: fotos, vídeos, checklists, tutoriales, gifs, cursos, infografías, entrevistas….

8. Muy importante: sé constante

Ya tenemos pensados los contenidos, ahora toca crearlos para cada red social y planificarlos en el tiempo. Si conseguimos programar el 80% de los contenidos y dejamos un 20% para noticias de última hora, ganarás en eficacia, productividad y evitarás esa molesta sensación de estrés.

9. Mide y analiza

Ya te lo decía al principio: sin un objetivo medible no sabes dónde vas y además no sabes si lo estás haciendo bien o estás dando vueltas y vueltas sin rumbo fijo. Es la parte menos creativa de las redes sociales, pero si no mides, no podrás mejorar.

“Lo que no se define, no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar”

10. Herramientas que son un must

El tema herramientas puede ser un quebradero de cabeza, hay tantas… En este ebook te recomiendo mis preferidas para analizar, programar, editar, curar y crear contenidos.

Si quieres dar un paso más, te invito a descargarte el ebook “Mis 10 tips para empezar a brillar en redes sociales” donde te explico con más detalle los pasos a seguir para que no te pierdas por el camino. Sólo tienes que hacer clic en la imagen. ¡Follow the yellow brick road!

Sigue el camino de tu social media plan

 

Fotografía de baldosas amarillas: AnaHg Photography - www.anahg.com

 

Glòria CervellóSoy Glòria, una socialmedia mum creativa, apasionada, impaciente, diplomática, algo perfeccionista, pero siempre positiva. Empecé como copy en la radio, después fui creativa en agencias de publicidad y hace unos años, tras la maternidad, me reciclé en el mundo online para trabajar como social media manager en una multinacional. Buscando mi lado más creativo decidí emprender y crear mi propia empresa MELODIJOADELA, donde hoy ayudo a pequeñas marcas relacionadas con el mundo infantil, familiar y femenino a crear una comunidad potente con sus clientes, establecer vínculos y potenciar su marca a través de mi consultoría de Sweet Social Media. Y es que con cariño, pasión, trabajo y un buen plan de redes, una empresa pequeña también puede brillar en redes sociales como las más grandes!

www.melodijoadela.com  / Blog / Facebook / Instagram / Twitter  / Linkedin

Save

¡Deja tu comentario!